Quienes somos Relatos Inicio Recomendamos Nuestros productos Música y cine Entrevistas Noticias Revista Libro de visitas Mapa web Premios Www.ratondebiblioteca.es Visiones Miembros de Www.ratondebiblioteca.es

 Enero - 2022 

 L ¦ M ¦ M ¦ J ¦ V ¦ S ¦ D  J 

                                      1     2  

   3     4     5     6     7     8     9  

  10   11   12   13   14   15   16 

  17   18   19   20   21   22   23  

  24   25   26   27   28   29   30  

  31    20 

       Agenda cultural de
  www.ratondebiblioteca.es ©




   


Será mostrado si existe



Publicidad
Escrito por Doreli el 13/09/21

ÉRASE UNA VEZ


Venía a mí con el viento,

cargando sus transfigurados deseos

cuando le inundaba el antojo.

Mis piernas temblaban invariablemente,

como hojas de otoño,

bailando de aquí allá

en perceptible pulsación,

difícil de disimular.

Él… me tomaba.

Él… me hacía.

Él… me deshacía.

Doblaba mis sentidos tan fácil

como doblegar mi voluntad.

Mi falda parecía crecer alas

cuando él acercaba sus manos

y salía a volar en vuelo libre,

creyéndose paloma.

Mi blusa perdía la brújula y el tiempo,

olvidaba su misión era cubrir mi piel,

dejándola desnuda

a merced de sus ojos de fuego.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 22/09/21

ONCE UPON A TIME


He came to me with the wind,

carrying his transfigured desires

when the craving washed over him.

My legs would invariably shake,

like autumn leaves,

dancing here and there

in perceptible pulsation

difficult to disguise.

He… would take me.

He… would make me.

He… would unravel me.

He bent my senses

as easy as bending my will.

My skirt seemed to grow wings

when he brought his hands up close

and would fly away.

My blouse would lose compass and time

and forgot it had to cover my nudity,

leaving me naked

at the mercy of his fiery eyes.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Luis el 03/10/21

Futuridad


Los insectos y los pájaros puebleros

están del lado de lo bueno,

van a redimir el barro

sometido al ego del mal hacedor,

la costilla arrebatada a la evolución,

el civilizado aliento de las ciudades.

Ahí vienen vocipotentes despertando

el canto abatido de los bosques,

los bosques van a despertar

a las descarriadas ramas,

las ramas a las hojas,

las hojas,

al capullo retozón de los vientos.

Una laguna de anhelos se junta a las otras.

No hay tiempo que perder,

vayamos todos al salvamento,

la soberbia ha descascarillado

el humano del hombre

hasta hacerle ensuciar sus pañales

de iniciado inquilino remiso!

Pájaros e insectos llevarán al exilio

el infértil paraíso de la memoria,

otro esqueleto le será puesto

al polvo originario

de nuestra masa andante,

serán esculpidos los vientos

con respiros de nuevo pulimento,

y el fuego será bendecido por el sexo

reproductor del agua.

Los insectos nos tienen servido

su perseverante filosofía,

los pájaros van heredar

sus alas, su vuelo, su libertad.

Se gestarán nuevos terrenos,

nuevas aguas

para recitarle otro poema a la vida,

poema pueblero

futurizo del mundo.


Libro de Visitas

Luis Enrique Pariamachi Ortiz ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 09/10/21

HEREJÍAS MUDAS


Me encantaría adentrar un poco en la magia de la palabra hablada, de ese sonido que expresa cosas rezagadas y buscan librarse de una jaula de mucho tiempo a la deriva. Aquellos pensamientos que se enclaustraron, porque no podían salir (o no debían quizás) y se vuelven esclavos amarrados con grilletes enmohecidos e inútiles, pero igual, esclavos de sí mismos.

Eso sentimientos recónditos, carentes de brillo propio, ojos sin vida, herejías mudas, resaca de basura acumulada, corteza terrestre sin meta, pintura grabada en las cavernas rumorosas de la montaña. A veces suspende mi alma en un hilo, jugueteando con él, como si no peligrara nada importante, por degustar noches y amaneceres abrazada a la penumbra.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Luis el 29/10/21

Mutismo


Desabotona mis labios,

serena, con un mudo argumento

y su inquieta abundancia de hembra

se abrocha húmeda a mi saliva.

Atacan sus dedos, espejo de su beso,

los mansos botones de mi ropa

y desnuda al mamífero ordinario

sin culpa ni remordimiento.

Ambos encendidos y leves

caemos al lecho de ardimientos;

yesca aparejada, plumas de temporal

-Sírvete- susurra con presunción

sembrando la simiente de leche

en los humedales de mi boca innoble,

gemelas preseas que me concede

perfumadas de fresca primavera.

Allí mueren mis palabras

heridas por dos túrgidas flechas

empotradas en mi silencio.

Convulsiona mi lengua empantanada,

bulle el silencio copado de succiones;

delicioso mutismo que desentraña

dulces gemidos en acordes de escala.

Yo, artero labrador de retornos,

voy cultivando en sus pechos

caminos embrujados para sus pies,

en tanto, sus gemidos y su risa,

dibujan un pliegue más en mi contento;

una salvaje raya más

al fiero carnicero.


Libro de Visitas

Luis Enrique Pariamachi Ortiz ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 01/11/21

SEÑORA DOLOROSA


¡Ay parca señora!

Dueña de la vida.

¡Ay amiga indeseada!

Estás por doquier.

Amiga de todos…

del indigente

y del poderoso,

del anciano y del niño.

Al nacer te traemos todos

marcada en la frente.

¡Ay señora dolorosa!

¡Cuántas lágrimas causas!

¡Cuántos corazones

sufren ante tu cara!

Me hago la pregunta del millón:

supongo,

imagino,

si acaso con tristeza vas a tu desván

a tomar la hoz,

para ir donde te toque.

A tu nueva llamada,

cada nueva faena,

cada siega angustiosa.

¿Por qué señora?

¿Por qué?

¡Nunca te comprenderemos!

Y mañana señora dolorosa

¿dónde estarás?


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License


Esta web ha sido creada por www.ratondebiblioteca.es 2007-2022 ©
Contacto ¦ Legalidad