Quienes somos Relatos Poesías Inicio Nuestros productos Música y cine Entrevistas Noticias Revista Libro de visitas Mapa web Premios Www.ratondebiblioteca.es Visiones Miembros de Www.ratondebiblioteca.es

 Diciembre - 2019 

 L ¦ M ¦ M ¦ J ¦ V ¦ S ¦ D  L 

                                             1  

   2     3     4     5     6     7     8  

   9    10   11   12   13   14   15 

  16   17   18   19   20   21   22  

  23   24   25   26   27   28   29  

  30   31    16 

       Agenda cultural de
  www.ratondebiblioteca.es ©




   


      "Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma." Cicerón (106 a.C.-43 a.C.)

Será mostrado si existe Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  Comentario  



Publicidad
Escrito por Ananke el 13/08/07

La Diosa Blanca de Robert Graves. Pinche en el enlace para votar



La diosa blanca

Resolución de la imagen 166x239

Hace tiempo que deseaba comentar este libro: La Diosa Blanca (The White Godess), de Robert Graves, y hoy me he decidido a hacerlo porque para mí es como una prueba de fuego porque es uno de los libros más difíciles de comentar que he leído. Una tarde de hace varios años yo vagaba por las secciones de la biblioteca de mi ciudad en busca de literatura clásica (Vidas Paralelas de Plutarco y Edipo Rey de Sófocles) cuando de repente me fijé en un grueso tomo de bolsillo de Alianza Editorial. La Diosa Blanca, de Robert Graves… Bueno, yo había leído Rey Jesús y Mitos y Leyendas Griegos de ese mismo autor y me habían gustado muchísimo (como casi todo lo que leo); así que también me lo llevé prestado.

Cuando comencé a leerlo tuve una desilusión porque Alianza Editorial había publicado la novela en dos tomos y yo sólo había visto uno… ¿Quién sería el desgraciado que tenía la otra parte del libro? Lo más prudente sería reservarlo en la biblioteca aunque no me parecía un libro que leyese el gran público sino más bien amantes de la mitología y de la obra del autor. Desde luego Robert Graves era un autor ideal para leer los clásicos (Yo tengo la manía de leer varios libros al mismo tiempo, como una especie de zapping literario) y la novela o ensayo, según se mire me fue enganchando. Estupendo, pensaréis vosotros, pero no te enrolles más que mi abuelo cuando habla de la guerra y comenta el libro de una vez… Porque eres un poco pesada.

En La Diosa Blanca, Robert Graves expone su teoría de que la poesía fue originariamente un lenguaje mágico religioso vinculado a la Gran Diosa Madre; este lenguaje sagrado fue corrompido por los invasores patriarcales en un principio y más tarde por los filósofos griegos porque los antiguos eruditos de la Hélade sólo aceptaban lo que podían comprender con la razón… y nadie puede comprender del todo a la Diosa de los Mil Nombres. Originariamente en el Mediterráneo y en Gran Bretaña se adoraba a esta deidad femenina, mil veces más generosa y cruel que cualquier dios masculino. Ella era la Tierra, la fuente de donde brotaba la vida, era la Muerte o la Vieja porque también era la Señora y Guardiana del Otro Mundo y era la Doncella porque era, al mismo tiempo, una Virgen Inocente… O no, eso tan sólo lo sabe Ella. Esta diosa que representa las tres facetas femeninas fue relegada a un segundo plano por los invasores indoeuropeos, que creían en la supremacía de un dios masculino.

De este modo pudieron targiversar su historia y someterla al sistema patriarcal, pero la esencia de la diosa (Robert Graves prefiere llamarla Diosa Blanca porque dice que ese ere su color, la cebada blanca era su cereal y el cerdo uno de los animales que le estaban consagrados), no pudo ser sometida por completo y su recuerdo perduró, aunque adulterado, en los mitos y religiones que sustituyeron su culto. Pongo el ejemplo de la diosa griega Deméter, una diosa cerda por excelencia que en la mitología clásica pasó a ser hermana de Zeus y diosa de la agricultura, que ella enseña a Triptólemo y cuya hija Perséfone fue raptada por el señor de los infiernos, Hades. Deméter se enfureció de tal manera que nada crecía en la tierra, hasta que pudo recuperar a su hija seis meses al año (la primavera y el estío). Pero Perséfone era la Gran diosa en su representación de doncella, del mismo modo que ésta se convertía en la reina Hécate de los infiernos y ésta en Deméter, la madre… Por cierto, cuando Hades raptó a la diosa el porquerizo Eubuleos se hallaba cerca de allí con su piara y fue devorado por los cerdos… En esa sociedad matriarcal, las mujeres eran las reinas y sacerdotisas y los reyes eran consortes de éstas y eran sacrificados cuando acababa el año solar (de manera simbólica,aunque seguramente en un principio fue un sacrificio real y no simbólico), porque su sacrificio significaba renovación.

Robert Graves entrelaza los antiguos mitos celtas y galeses (Arianrhod, que significa rueda de plata, Deirdre, la diosa del caldero que intenta matar a Gwiddyon, Taliesin, el legendario "rostro resplandeciente" o "frente radiante"… entre otros); Mitos griegos porque a los mitos clásicos como las sirenas, Dánae y la lluvia de oro, etc, les atribuye un origen antiquísimo relacionado con la Diosa Blanca. Incluso interpreta pasajes de la Biblia de una manera que yo nunca había visto porque jamás habría pensado que Sansón era un dios solar o Eva una diosa.

Para los amantes de la mitología esta novela es una auténtica maravilla porque encuentras mitos de casi todas las culturas antiguas bien explicados pues el buscaba en el fondo de estos vestigios de la Diosa… No es un libro fácil de leer, a menos hasta que le coges el ritmo, pero la prosa de este escritor llega a ser poesía y cuando te acostumbras a su estilo enrevesado y erudito te engancha absolutamente, por lo menos a mí me sucedió eso cuando lo leía. Además habla de la batalla de los árboles, un poema larguísimo y del alfabeto calendario de los árboles (Beth Luis Nion), donde cada letra es simbolizada por un árbol y que si no recuerdo mal consta de cinco vocales y de trece consonantes.

Por último decir que Robert Graves en el libro busca ante todo la esencia de la Diosa a la que un verdadero poeta debe entregarse sin reservas, olvidándose del raciocinio de Apolo porque para la poesía no sirven los límites de la razón y de la lógica y que ésta es tan libre , impredecible y caprichosa como la Diosa De Los Mil Nombres. Para el Poeta la Diosa debe representar por una mujer que asume el papel de Musa, sólo así puede el poeta liberarse de la cadenas y escribir verdadera poesía.

Nota sobre el autor:

Robert Graves nació en Inglaterra en 1895, en una familia de clase alta y de moral conservadora y victoriana. Estudió en Oxford y participó en la 1ªGuerra Mundial, donde fue herido. Se separó de su mujer y sus hijos y acabó con una poetisa, una relación que tampoco fue buena. Fue catedrático de universidad y en 1929 se instaló en Mallorca donde fallecería en 1985.

Obra:

Hadas y fusileros (poesía) 1917

Adiós a todo

Yo Claudio

Claudio el dios

Rey Jesús

El vellocino de oro

La diosa blanca

Mitos y leyendas griegos

La hija de Homero

Poemas completos 1957-1975


Libro de Visitas

Rita C. Rey. Salud, anarquía y prosperidad. ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Ananke el 15/08/07

Las Esquinas del Aire de Juan Manuel De Prada. Pinche en el enlace para votar



Las Esquinas del Aire

Resolución de la imagen 93x141

Otra mujer olvidada

El olvido, hermano de la muerte, siempre termina cebándose con los hijos de Adán, especialmente con aquellos que buscaron o llegaron a alcanzar la gloria, el reconocimiento, durante un breve instante. Una vez leí en alguna parte que en la tumba de un rey de la antigüedad había una inscripción que decía: Caminantes, comed, bebed, amad; Todo lo demás es sólo vanidad. Se trataba de la última morada de un hombre que había disfrutado de todo el poder y de todas las riquezas materiales, pero que al final había recibido el beso helado de la muerte. Como todos y cada uno de nosotros. Acabo de leer Las Esquinas Del Aire, del escritor vizcaíno Juan Manuel De Prada.

Éste no es tan sólo es uno de los mejores escritores de su generación en España (nació en 1970) sino quizá el mejor. A mí, personalmente, el libro que más me ha gustado de él es La Tempestad con la que obtuvo el premio planeta 1997. Otras novelas suyas son Coños (1995) y Las Máscaras Del Héroe (1996), una novela absolutamente recomendable con la que ganó el premio Ojo Critico de RNE, es colaborador de prensa y entre otros galardones ha obtenido el premio César González Ruano. Para el New York Times es uno de los mejores escritores europeos de su generación. En Las Esquinas del aire aborda el tema de la biografía desde una perspectiva original: Un aprendiz de escritor descubre en un libro una reseña a una deportista y poeta de la que nunca ha oído hablar.

Cuando le pregunta al escritor viejo, derrotado y fascista, quién era aquella mujer, él niega su existencia y le asegura que es un personaje inventado por él mismo y por otro escritor. El protagonista se siente asqueado de las mentiras y del afán de protagonismo de aquel hombre acabado y ya despedido, se dedicará a buscar información sobre Ana María Martínez Sagi. Tendrá la ayuda de una chica llamada Jimena y de Joaquín Tabares, un librero especializado en libros de los años de la república. Como en una novela de intriga, los tres irán estudiando las pruebas que se les presentan sobre la poetisa deportista, una mujer que parece no haber existido nunca, salvo por los artículos escritos sobre ella en revistas de la época y sus colaboraciones, porque era periodista.

Poco a poco van enlazando datos sobre la vida y obra de Ana María y sobre otros intelectuales de los años comprendidos entre finales de la década de los veinte y la Guerra Civil. Lo cierto es que se sienten fascinados por ella, una mujer pionera del feminismo que competía en eventos deportivos (natación, esquí, tenis y lanzamiento de jabalina entre otras cosas), que escribía entrevistas y cuentos para revistas de la época y poesías llenas de sensibilidad. En la novela aparecen personajes como la escritora Elizabeth Mulder, Buenaventura Durruti o el poeta Ginferrer entre otros muchos personajes. Así mismo hay muchas fotografías de Ana María Martínez Sagi, de portadas de libros, periódicos y revistas y de otros personajes de la novela.

También hay cartas y poemas. Ginferrer será una gran ayuda para ellos y en las páginas de la novela, entre las historias de los tres protagonistas principales se va desgranando poco la vida de Ana María. ¿Estará ésta todavía con vida y si lo está accederá a contarles la historia de su vida? La novela tiene 578 páginas y se halla dividida en dos partes tituladas: Un Laberinto de Presencias y El Hilo de Ariadna y un epílogo con una antología poética de Ana María Martínez Sagi. Al final de esta obra encontramos una selección de poesía muy acertada de Ana María. Son pocas pero muy buenas, tienen un lenguaje sencillo y lleno de imágenes, es muy descriptiva y muy transparente.

Su estilo muestra un idioma rápido y dinámico, muy simple pero con un buen juego de palabras. Es sin lugar a dudas una buena poetisa, pero el mejor de esta selección poética desde mi punto de vista y para el que escribió el libro es Voz Perdida que da título al libro: En esta poesía la soledad la amarga, la aturulla, quiere salir pero no le deja, huye y sigue.. En sus tierras fértiles, en sus tierras anchas, donde el mar luce en el cielo y su vozSiempre perdida le persigue en sus martillos negros…. Genial, es muy buena.

Personalmente opino que la novela es interesante aunque no la mejor de Juan Manuel de Prada, yo nunca me había encontrado con el tema de la biografía literarua abordado de esa manera.

Creo que Ana María Martínez Sagi no es más que otra mujer olvidada; una mujer que en su época luchó por los derechos de las mujeres como también hicieron Teresa Claramunt, Victoria Kent y Clara Campoamor entre otras, ellas luchaban desde la política, Ana María Martínez Sagi desde el deporte, sus entrevistas y sobre todo sus poemas.

Obra de Ana maría Martínez Sagi:

Caminos

Inquietud

Laberinto de presencias

Canciones de la isla

Los Motivos de el Mar

Visiones y Sortilegios

Amor Perdido

La Voz Sola


Libro de Visitas

Rita C. Rey. Salud, anarquía y prosperidad. ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Athaires el 17/08/07

Territorio Comanche de Arturo Pérez Reverte. Pinche en el enlace para votar



Territorio Comanche

Resolución de la imagen 166x228

La pareja de fotógrafos franceses de los que hablaba Arturo Pérez Reverte en su obra, Territorio Comanche, nos da una referencia sobre el trabajo freelance. Realmente la obra obra merece la pena leerla porque en sólo 125 páginas, nos narra las experiencias de nuestro escritor-reportero de guerra y periodista nadando por Sarajevo (agosto de 1993) y Mostar (febrero de 1994).

Entre un baño de sangre continuo, los acechos a periodistas de la Televisión Española (T.V.E.), TVG (Televisión de Galicia), Radio Francesa, periodistas y reporteros en general de todos los países por obtener la información veraz y quizás, una de las primera guerras bien documentada por los medios de comunicación, se mezclan en un mundo de guerra donde la antigua Yugolasvia aparece como escenario de una sangrienta batalla similar al Territorio Comanche, el lugar donde el instinto dice que pares el coche y des media vuelta; donde siempre parece a punto de anochecer y caminas pegado a las paredes, hacia los tiros que suenan a lo lejos, mientras escuchas el ruido de tus pasos sobre los cristales rotos.

Puede que un tiro de un rifle, te acaricie tu sien, mientras los que te rodean queden atónitos y todas las ideas sobre aquella foto tomada a las once de la noche, tan brillante y espectacular, acaben ahogadas en precisamente ese instante. Siempre tiene que haber el tono irónico, las risas y los deslices de algún que otro periodista, que forma parte de un juego por la información, un todo por el nada que recrea situaciones muy diversas. Como diría Reverte: En la guerra, las cosas suelen discurrir más bien según la ley de las probabilidades: Tanto va el cántaro a la fuente que al final hace bang. Luego también tenemos definiciones espléndidas de la palabra estás muerto: El dolor futuro de alguien que te espera y no sabe que estás muerto.

Porque nuestro autor en su obra, se deja la piel, y al menos a mi entender, es uno de los mejores periodistas-escritores de la España actual. Con un lenguaje culto, pero énfasis coloquial, nos muestra los deberes que surgen en los momentos más cortos del mundo, el acecho de la noticia más sangrienta y duradera que supone nuestro Territorio Comanche, una obra digna de mención por sus numerosos diálogos, pura acción que transcurra en tan pocas páginas que nos llegan al alma. Tal vez Kafka o Proust, serían capaces de narrar una imagen congelada en una extensión de 20 páginas, siendo por ello unos genios, pero hay ocasiones donde lo breve y bueno, dos veces bueno. Quizás cada cosa necesite un tipo de reflexión, o más bien cada autor lo ve de un punto de vista diferente, con una entonación que nos llame la atención. A mí personalmente, este libro no me llamó tanto la atención al principio, como si me lo hizo más adelante, cuando la trama en sí existe como una guerra, que aun hoy muchos la recordamos por las numerosas escenas que nos bombardearon en la televisión.

A pesar de ello, un libro (que no es un manual), puede ser sugerente en acciones de la vida cotidiana, que de forma paralela, los podemos trasladar a una situación real similar, paralela o que le demos el enfoque que más se ajusta a nosotros.

Destacaría el carácter bélico, narrado desde un escritor con experiencias propias, pero sin olvidarse que es una especie de documental narrado por un periodista de guerra. Los morteros son descritos como si estuviesen silbando a cinco metros del lector y con una realidad inmediata.

Personajes:

En realidad es un constante diálogo y una larga de enumeración de personajes pero entre todos ellos destacaría a Márquez como el periodista y cámara de televisión que nos relata lo que con sus propios ojos está viendo. Entrevistas al teniente de los tanques blindados… la RAI, etc.

El Autor:

Arturo Pérez Reverte, nace en Cartagena (Murcia), en el año 1951, plena época de la posguerra española. Su primer trabajo como periodista fue en el periódico Pueblo.

Pincha aquí para ver algunos textos

Otras obras del autor:

Principales:

-El maestro de esgrima.

-El húsar.

-El capitán Alatriste, limpieza de sangre, el sol de Breda, el oro del rey y el caballero del jubón amarillo.

-La reina del sur.

-La carta Esférica.

-La tabla de Flandes…

Y luego la recopilación de sus artículos como periodista…

Os pongo el ISBN del libro que poseo, no vaya ser: 84-226-5318-4 Círculo de lectores 33555.


Libro de Visitas

Pablo Herrero Coira ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Athaires el 22/08/07

Premios Tiflos de poesía. Pinche en el enlace para votar


Hoy es un día maravilloso, quizás como otro cualquiera, pero puede que hoy sea nuestro día, nuestra oportunidad. Así debían de pensar los escritores que participaron desde 1986 a 1993 en la convocatoria de los premios Tiflos de poesía para escritores ciegos, convocados por la O.N.C.E. (Organización Nacional de Ciegos Españoles) y cuyos ganadores están recogidos en un volumen que a continuación os comento. Su número de ISBN es 84-87277-91 y fue editado el 22 de Enero de 1995 bajo el número 15 de una colección de libros que hasta la fecha eran un total de 16 y destacar el último que es de Cuentos. La portada es toda de color gris salvo las letras en amarillo, azul y negro y la edición es en pasta blanda, tamaño cuartilla y con un total de 147 páginas.

El Jurado está formado por Manuel Alvar y José García Nieto (de la Real Ademia Española), Francisco Brines, Leopoldo de Luís, Carlos Sahagún, Rafael Morales, Aquilino Duque, Antonio Gamoneda y Eladio Cabañero (Premios Nacionales de Literatura), Manuel Cejudo Pinillos (Directivo de la O.N.C.E) entre otros más.

El prólogo del libro pertenece nada más y nada menos que al enigmático poeta José Hierro aunque nos da el discurso de la dificultad de los autores es bastante pobre y más bien es un discurso estandarizado… No se esmeró mucho que digamos.

8 años de premios da de si y más si son 3 premios por año, hacen un total de 24 poemas, así que sólo voy a mencionar algunos de los nombres de los primeros que me han resultado llamativos sus poemas: El primer año el ganador fue Luís Iglesias Fernández con el poema Pater Noster, que no es más que una versión del padre nuestro musicalizado pero muy dejado de la mano, casi desfigurado y sin sentido. Este también fue el ganador el siguiente año con un poema para mi gusto mucho mejor.

Coplas de dos orillas.

Bárbaros dioses y torvos,

hados traidores y fieros

que engañáis,

con dulces y amargos sorbos,

los sueños perecederos

que nos dais.

Sombras entre dos fronteras

de ambos lados escuchamos

la llamada…

…y continua en sus casi 13 páginas de extensión.

La Argentina que ganó el segundo premio ese año también era muy buena.

En 1988 el primer premio quedó desierto.

Antes de irme ya me habré marchado… así da comienzo Josefina Verde en 1989 su poema Sonora Oscuridad que probablemente es el más bonito que haya leído de todos ellos.

En 1990 quedan desiertos el segundo y el tercero, quedando el primero para Juliana Zurro con su poema Más Alto Vuela El Amor.

En el 91 lo ganaría Jorge González Pérez con un poema que no se merece estar ahí más que nada porque José Miguel Ramos Puerto se esmeró más para mi gusto y fue el que se quedó en segundo puesto.

En el 92 será Manuel Jara de las Eras:

Catedral.

Por la Catedral de hojas, retorcidas

ramas, verde y oro, y luz entrevelada,

por la nave gloriosa del otoño

brillante, frío, como el diamante, puro,…

Para finalizar, en 1993 ganará el premio Tiflos René Bernedo con un poema dividido en 11 partes aunque nada desmerece el segundo premio con el poema Crónicas de mi Ciudad.

Esencialmente y en general es una poesía que denota un sentimiento especial. Extrema calidad y perfección en su construcción y bien conjugada. Un aire muy introspectivo y parece que está muy influenciado en el trabajo de otras lecturas que son capaces de recrear imágenes candentes en todos estos escritores.


Libro de Visitas

Pablo Herrero Coira ©

Creative Commons License


Esta web ha sido creada por www.ratondebiblioteca.es 2007-2019 ©
Contacto ¦ Legalidad