Quienes somos Relatos Inicio Recomendamos Nuestros productos Música y cine Entrevistas Noticias Revista Libro de visitas Mapa web Premios Www.ratondebiblioteca.es Visiones Miembros de Www.ratondebiblioteca.es

 Enero - 2018 

 L ¦ M ¦ M ¦ J ¦ V ¦ S ¦ D  L 

   1     2     3     4     5     6     7  

   8     9    10   11   12   13   14 

  15   16   17   18   19   20   21 

  22   23   24   25   26   27   28  

  29   30   31    22 

       Agenda cultural de
  www.ratondebiblioteca.es ©




   


Será mostrado si existe



Publicidad
Escrito por Posa el 05/01/18

ÁMAME LIBRE


No me mires como una mercancía

sopesando el valor de mi estampa,

como se mira a una yegua en el mercado.

No me mires con ojos de conquista,

con mirada sucia, con mirada obscena.

No me hagas mostrar la dentadura,

exhibir mis senos y caderas de buena paridora.

Mírame a los ojos, mírame a la cara

que detrás hay un alma,

una mujer que sufre, vive y ama,

la mujer cósmica y eterna

que hierve en nuestras venas

que excava galerías en la piel de los tiempos

para salir a flote, para tomar aire,

para amar con el fuego primigenio

de los volcanes, de las galaxias que giran en su vientre.

Que tus manos no sean esposas

que tu abrazo no sea una cadena

ni tu beso mordaza a quemarropa.

Ámame libre como me parieron,

como a un paisaje que se goza pero no se posee,

como a un río que te baña pero que no atrapas.

Solamente así seré, en verdad, tuya,

tuya libremente, como tú serás mío.

Poema del libro Jardines descolgados


Libro de Visitas

José Luis Posa Lozano ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Karlotti el 14/01/18

¿TALLANDO EL MIEDO?


(Dedicado a ti, que eres la otra, que soy yo)

Única escena, todos los escenarios.

Los árboles hacen frío en las ventanas

alguien talla siglos en la trastienda de la ignorancia

huele a óxido el silencio que sobra

y el aire es un cristal crudo que palpita

a cada bofetada el día se hace añicos

la mesa y las sillas se esconden aterradas

nada es lo que es en un silencio

que afila sangre como un asesino

que corta el aire hasta degollar el alma.

Mama mama mama mama mama…

Una enorme pena se dobla suplica

de rodillas a la altura de la fiera

anda el necio con su crimen

haciendo chapuzas con las mondas

de su inmunda nostalgia de macho

maldito propietario de añicos ensangrentados

sin vida mendiga vidas troqueladas

como un mercachifle de terror a palo seco

el aire es de cristal y suenan los golpes

haciendo esquirlas el infernal amor

cortándose las venas las cosas aterradas

ante el terrible amor del que no es nada:

un fracaso que odia todo lo que respira

los besos sin sus labios chupados

hasta los huesos de alimaña miserable

en su rincón de amo impotente, ridículo, cabrón.

Como es posible partir la cara

de ella, que se aprieta al miedo

que a ti te sobra, impotente parodia de la muerte?

Mastica vidrio para siempre con los párpados

que te sueñan vencido por los labios

de todas las mujeres, infernal y eterna pesadilla

de esa manada de dioses,

esa jauría de amos,

ese piara de patrones

que habitan

la pocilga de tus sueños de amputado sicario.

Pero ella te sobrevive te sucumbe

más allá de la estirpe del honor que rabia

y su tóxica mansedumbre

Ante ella, y su magnífica fragilidad

tú ya estás enterrado como ínfimo despojo

en el hedor de tu estéril prepotencia.

Tu solo, eres una manada de impotencia,

un ejército de decapitados esbirros

a las órdenes del miedo que te funde.


Libro de Visitas

Karlotti Valle ©

Creative Commons License


Esta web ha sido creada por www.ratondebiblioteca.es 2007-2018 ©
Contacto ¦ Legalidad