Quienes somos Relatos Inicio Recomendamos Nuestros productos Música y cine Entrevistas Noticias Revista Libro de visitas Mapa web Premios Www.ratondebiblioteca.es Visiones Miembros de Www.ratondebiblioteca.es

 Mayo - 2017 

 L ¦ M ¦ M ¦ J ¦ V ¦ S ¦ D  V 

   1     2     3     4     5     6     7  

   8     9    10   11   12   13   14 

  15   16   17   18   19   20   21 

  22   23   24   25   26   27   28  

  29   30   31    26 

       Agenda cultural de
  www.ratondebiblioteca.es ©




   


Será mostrado si existe



Publicidad
Escrito por Soledad el 21/03/16

Paredes de otra


Ser quién tú no eres, frágil lamento de un par de atardeceres,

intentar atravesar unas cuantas paredes, paredes de falsos, paredes sin creces.

Cascadas brillan detrás de ellas, cascadas brillan por no ser sus dueñas,

brotan en silencio, brotan sin consuelo, perdidas en su anhelo, han caído al suelo.

Bella como cualquiera de sus amaneceres, me esmero en al menos poder conocerle,

perfecta colisión de destellos y colores, en mis sombrías luces no avistan sus saberes.

De mis falsedades de vida, de mis errores de salida, he perdido el rumbo de lo que fuese mi huida, y por tratar con paredes ajenas, no correspondidas, ahora sólo queda, resignarme a mi caída.


Libro de Visitas

María Soledad Davidson Vera ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Ramon el 22/03/16

A LOS POETAS Y POETISAS EN SU DÍA


Realmente no sabía que era hoy el día del poeta

mas abrí cierta puerta, donde señalaba claramente

que del poeta es este día, quién lo podía creer.

No sé, si es para hablar o exponer

temas con belleza y fragancia

o rimar a la naturaleza y la ciencia

puede que sea un escrito para el amor exaltar

y así, alegrar a miles de enamorados

que con pasión se quieren besar.

Un día para rimar, para escribir cualquier cosa

que nos haga sentir la alegría de vivir

el hecho, está en disfrutar y sentir ciertas ganas

para sentarse a escribir y dejar que se liberen

los sentimientos guardados que han querido salir

Sea asonó o con melodía, sea rítmico o simple monotonía

nada de eso importaría, solo es dejar unas frases

una composición sin esquema, un pensamiento

que se desea con amigos invisibles compartir

Y finalmente decir: No es mejor ser Feliz.

Porque no un saludo, o felicitación

para tantos poetas que regalan su inspiración.

Amigas y amigos poetas, improvisados en letras

en estos me incluyo yo, pues mis letras son imperfectas

son ideas que aparecen y debo buscar de atrapar

y dejarlas colocadas en una hoja blanca de papel virtual

ahí donde se van colocando las letras, al las teclas tocar

¡Qué maravilla!, decir que las estrellas brillan y son bellas

que una mujer es belleza con un porte escultural

no olvidar a los bebes, tiernas criaturas que con sus sonrisas

nos llenan de alegría y placer al escuchar su balbucear.

Poetas, los que nos leen y tienen la valentía

de soportar las locuras que en el papel solemos dejar.

Amigos, todos son poetas y seguro ni lo sabían

pues la vida es poesía, que hasta se puede leer

es canto, es algarabía, que nos puede sorprender

¡Que hay momentos no alegres!, poco amenos también

algunos no muy agradables seguro que puede ser

¡Pero! Sin sal la comida es sosa y no causa ningún placer.

Y si es con demasiada azúcar empalaga

y agua tendremos que beber

ya ven todos somos poetas.

Y si no.

Lo hemos sido alguna vez.


Libro de Visitas

Ramón Batista Hernández ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Ortiz el 27/05/16

Instantes


Impulsos que se acentúan con una mirada atrás, segundos que parecen una eternidad y se esfuman en un ambiente denso, cargado, casi tangible. Luz fugaz atraviesa delante de ti y desaparece. Consciencia inconsciente de su conocimiento y capacidad que se merma con la despreocupación de la ignorancia ajena, la creencia de lo imposible, el poder indiscutible de la perseverancia.

En un instante cambia tu vida por una creencia que no se sostenía, por una realidad que superaba a la ficción, por años de estudio que no supieron explicar el porqué de algo que salía de dentro, que crecía y se intensificaba, que se aletargaba, renacía y explosionaba. No me digas que no puedo, dime que no me crees porque no lo ves, no lo sientes, te da miedo.

Dame tierra para seguir avanzando, construyendo, creando… Dame aire para poder volar alto sin temer hacia dónde… Dame vida… ese instante intenso de sentimientos contradictorios que se van sucediendo, te transforman, te amoldan, te desgarran y te vuelven a crear…


Libro de Visitas

Carmen Ortiz Fernández ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Athaires el 24/06/16

Vidas separadas


Dedicado a Elena y Helena

He querido a muchas mujeres

he amado a una pocas

pero solo vosotras visteis mis lágrimas caer.

Una en un pueblo,

la otra en una ciudad,

yo en el medio, mudo,

roto, sin mediar palabra.

Nuestras vidas se han separado

¡Sin oxígeno!

en brazos de otros que ocuparon mi lugar,

rendido me he quedado y

mi corazón,

ya no es capaz de latir por otra mujer;

Sin vosotras me falta la vida

en una amarga tristeza

que no me deja respirar.

Ya no me quedan esperanzas

tan solo el recuerdo

que despierta mis sueños

en la inmensidad de la noche.

Yo no me despedí de vosotras

marché como un cobarde

pero no fue suficiente para olvidaros

os sigo queriendo, os sigo amando

sin estar a vuestro lado.


Libro de Visitas

Pablo Herrero Coira ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 22/07/16

Lecho de pétalos


Y entre el cielo y la tierra

solo existía un deseo.

Un propósito.

El tuyo.

El mío.

De andarnos la piel

a punta de cañón

a palmo de locura

a golpe de caricia…

desde el verde mar

hasta la bóveda celeste.

Y después…

después

de entrelazar las manos

llevando a cuestas tu boca.

Tus labios labrando ansias

en mi espalda…

mustias enmudecieron

las esquinas de la habitación.

Las paredes gemían.

Sudaban ajetreadas las sábanas.

Las gotas de vino corrieron

sucesiva

paulatinamente

entre baños carmesí

-como yo y mi lentejuela-

de mi cabello

a mis muslos…

embriagando tu lobo.

Al fondo del éxtasis

un violín y una guitarra

iban y venían.

Hablaba el incienso.

Velas escurrían de calor.

El lecho de pétalos

acomodado a mi cuerpo

me dibujaba de tul…

y yo

yo moldeé a ti mis alas.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Doreli el 23/07/16

Divino silencio


Y te dije: apaga la luz… Solo necesito los pálidos rayos de plata husmeando de lo alto por el ventanal… delineen tus formas encorvándose hambrientas sobre mí.

Y anudamos nuestros placeres cintura a cintura con labios entreabiertos y respiración entrecortada… Desde los vertebrados delirios de la noche en el estruendo melodioso del inquieto palpitar de grillos y la inconciencia indolente de mi ombligo, hasta los precipicios azules del medio mar donde remontó el albatros su vuelo, batiendo lo inmaculado de sus alas, dejando surcos dibujados en las nubes. Y quedé exhausta en la calma de un divino silencio. Tú, al sur, jadeante aún, recuperando a pausas el aliento, tendido a mis pies… en pleitesía beso a beso, tejiendo caprichos en mis dedos. Y fui sumiéndome en el valle aletargado de un sueño sin bordes ni medida… y vi la luna complaciente sonreír.


Libro de Visitas

Dora Elia Crake Rivas ©

Creative Commons License


Esta web ha sido creada por www.ratondebiblioteca.es 2007-2017 ©
Contacto ¦ Legalidad