Quienes somos Relatos Poesías Recomendamos Nuestros productos Inicio Entrevistas Noticias Revista Libro de visitas Mapa web Premios Www.ratondebiblioteca.es Visiones Miembros de Www.ratondebiblioteca.es

 Mayo - 2017 

 L ¦ M ¦ M ¦ J ¦ V ¦ S ¦ D  S 

   1     2     3     4     5     6     7  

   8     9    10   11   12   13   14 

  15   16   17   18   19   20   21 

  22   23   24   25   26   27   28  

  29   30   31    27 

       Agenda cultural de
  www.ratondebiblioteca.es ©




   


Será mostrado si existe Comentario  

Top 10 películas más taquilleras en España Top 5 películas más taquilleras en Estados Unidos



Publicidad
Escrito por Ananke y Athaires el 11/11/09

Carmina Burana -Carl Orff- (Palacio de la Ópera, Coruña 08-11-09 -19:00-) Pinche en el enlace para votar


Carmina Burana -Carl Orff-

La diosa Fortuna es caprichosa.

Hacía tiempo que deseaba ver representada esta obra, desde… bueno, no importa, desde que vi por primera vez la película de Excalibur. Es curioso como los cantos de Buern atraen a la gente y de una forma u otra se han hallado muy relacionados con el cine, e incluso con la publicidad en la llamada Era del Bienestar (o en la de la Des-Información) o quizá no, porque las canciones de Buern tratan de temas universales que han preocupado a la humanidad desde el origen de los tiempos. Supuestamente, los poemas del Carmina Burana fueron compuestos por los monjes mendicantes o por los estudiantes universitarios que recorrían los caminos europeos por aquella época. Los poemas fueron encontrados en un monasterio benedictino en 1803. En su mayor parte, estaban escritos en latín medieval (lejos ya del latín clásico) aunque había algunos escritos en alemán y francés antiguos. La versión musical que conocemos hoy en día fue compuesta por Carl Orff en los años treinta del siglo XX.

Y quizá resulte más curioso todavía como algunos manuscritos medievales se salvaron en monasterios y castillos de la destrucción, a veces por pura causalidad porque no era infrecuente que se rescribiera sobre un pergamino usado. Era un material caro y valioso.

Tenor y Soprano

La representación:

El programa constó de dos partes, la primera Coros Famosos de ópera y la segunda el Carmina Burana propiamente dicho.

Coros Famosos de Ópera:

En un escenario puramente minimalista, sin adorno alguno, el coro (vestidos de riguroso negro) y la orquesta interpretaron algunos de los coros más conocidos de obras inmortales. La orquesta abrió con la obertura de la Traviata de Verdi para seguir con el Dueto de Violeta y Alfredo (interpretado por la soprano y el tenor). A continuación el tenor cantó el Baile del Duque del Rigoleto (Sencillamente perfecto y eso que, me atrevo a confesor que a mí Verdi no me va demasiado porque siento predilección por Wagner. Sí, lo reconozco, soy una inculta en este tema y tengo el oído desafinado) seguido del Coro de los gitanos y del Coro de los soldados. Luego el escenario se llenó con la presencia de Marduff (Aria de Macbeth, de Verdi) y llegó el coro IV de Carmen de Bizet para terminar con la maravillosa Marcha Triunfal de Aida (sí, Aida es una de las Óperas de Verdi que aprendí a disfrutar).

En verdad estaba de los nervios porque la primera parte se me hacía demasiado larga, como cuando estás esperando que tu grupo favorito salga al escenario y la actuación de los teloneros se alarga demasiado. Quizá; en otro momento no me habría importado tanto pero yo tenía todas mis expectativas en el Carmina Burana… y además estaba sola porque mi camarada se había ido a hacer fotos por algún lugar de la enorme sala.

Bien, no puede faltar mucho… me mordí las uñas (y eso que las llevo cortas) y esperé.

Llegó el descanso que (como suele ser habitual) algunos aprovechamos para estirar las piernas y despabilarnos, otros para conversar y los más para encender un cigarrillo apresuradamente.

Primo Vere I

Carmina Burana

Regresamos a nuestros asientos dispuestos a disfrutar del espectáculo. Me habían hablado muy bien de la obra gente que ya la había visto representada y había leído muchas críticas, la mayoría favorables. Y quería que comenzara ya… cuenta atrás diez… nueve… cinco… tres… ¡Al fin!

El telón de terciopelo rojo se abrió lentamente dando paso al escenario significativamente cambiado. En el fondo, al centro, estaba la Gran Rueda y en el centro había una imagen de la Diosa Fortuna, con el sol y la luna sobre cada hombro, presidiendo su diestra y su siniestra, para significar que su poder se extiende tanto a las horas del día como de la noche. Y había círculos que representaban los signos del zodiaco, porque este es circular como la rueda y como el año… pero eso significa adentrase por otros caminos que ahora mismo no interesan. Las canciones están interpretadas por el coro y por los solistas y son de carácter profano.

El comienzo es espectacular con el prólogo Fortuna imperatrix mundi que consta de dos partes, el O Fortuna, sin duda alguna la parte más conocida de la obra de Carl Orff, sencillamente espectacular, maravilloso, rítmico, lírico y de belleza innegable.

O Fortuna

velut luna

statu variabilis,

semper crescis

aut decrescis

vita detestabilis

nunc obdurat

et tunc curat

ludo mentis aciem,

egestatem,

potestatem

dissolvit ut glaciem

(…)

Primo Vere Final

Un canto a la antigua Diosa Fortuna, señora indiscutible del destino… aunque mi parte favorita es la segunda “Fortune Plango Vulnera”

Fortune rota volvitur:

descendo minoratus;

alter in altum tollitur;

nimis exaltatus

rex sedet in vertice

caveat ruinam

nam sub axe legimus

Hecubam reginam.

Los bailarines aparecen ataviados con hábitos de monjes parduzcos, danzando en cogidos de la mano en una loca algarabía y una bailarina representa a la personificación de la Fortuna sobre una tarima, en el centro de la rueda.

Primo Vere.

Veris leta facies

Omnia sol tempera

Ecce gratum

Uf dem Anger

Floret silva nobilis

Reie

Chramer, gip die varwe mir

In taberna

Nos hallamos en una fiesta celebrada en honor a la Primavera, todo es alegría, belleza, futilidad… no parece que la Fortuna se pueda volver adversa. Los bailarines danzan en solitario o en pequeños grupos ataviados con trajes medievales de vistosos colores que recuerdan a las flores, algunos vestidos de las bailarinas recuerdan a las ninfas de los bosques y las guirnaldas sobre sus cabellos acentúan esas impresiones. Un bufón danza alegremente. Los movimientos son rítmicos, expresan alegría, vivacidad para acompañar la letra. No voy a escribir la letra de todas las canciones porque se puede encontra fácilmente por la red. Un maravilloso canto a Febo y a Flora.

In Taberna

Estuans interions

Olim lacus colueram

Ego sum Abbas

In taberna quando sumus

Confieso que es una de mis partes preferidas de la obra, siempre me ha gustado la belleza sonora de esta parte, especialmente de la última.

En el escenario aparece la mesa de una taberna medieval y algunos monjes ataviados con sus hábitos marrones y un escabroso ente canta sus cuitas… un canto al pasado, la edad de oro que todos añoramos, desde la óptica negra y profundamente pesimista del presente. Y, en la taberna, todos beben en honor a Baco, dios del vino, porque en verdad el vino no hace distinciones… una deliciosa sátira de la sociedad medieval, del destino aciago que recuerda sin duda a las cantigas de Escanio e Maldizer. El vino nos hace a todos iguales.

Liebeshof o C’our d’amours

Amor volat undique

Dies, nox et omnia

Stetit puellam

Circa mea pectora

Si puer cum puella

Veni, veni, venias

In trutina

Temptus est iocundum

Dulcissime

Blanzifor et Helena

Ave formossisima

Aquí nos encontramos que hemos abandonado la lúgubre taberna medieval y nos hallamos sumergidos en la maravillosa historia de amor de dos seres afligidos; todo parece cambiar sustancialmente… porque el amor está en el aire. Las canciones tienen una gran carga erótica, dado que ese amor, las damas y los caballeros son un delicioso juego y cuando la balanza se inclina hacia su lado todo se renueva, se rejuvenece, se ve con otros ojos… porque todo cambia a los ojos del enamorado. Los amantes visten de blanco, la danza es cadenciosa y bella… y termina con un canto a Venus, la diosa del amor.

Epílogo

Fortuna, Imperatrix Mundi: O Fortuna

La estructura de esta obra es circular, es decir, termina de la misma manera que empieza para simbolizar la rueda de la caprichosa Fortuna a la cual todos estamos sometidos. Porque es ella, en verdad, quien controla los hilos del destino y quien hace girar el mundo bajo su voluntad inconstante y variable, unas veces favorable y otras adversas. En toda la obra encontramos una crítica subyacente a la sociedad medieval y a la religión en particular; no era algo extraño o infrecuente porque este tipo de literatura se ha venido cultivando desde la antigüedad clásica y en la Edad Media se compusieron algunos poemas (sirventés provenzal, sátira castellana, cantigas de escarnio e maldizer galego-portuguesas) que harían enrojecer a algunos puritanos coetáneos nuestros.

La rueda de la Fortuna no es más que mítico ouroboros que explica que todo se ripite sin cesar, porque el círculo carece de principio ni fin y la música compuesta por Carl Orff consigue transportarte a otro mundo y quizá el predominio de la percusión que la hace tan característica, tan inconfundible, se halle en el fondo de la fascinación que esta obra suscita.

¿Vale la pena ver la representación? Rotundamente sí porque es un extraordinario espectáculo en el que se mezcla la música, el canto, la danza… los movimientos, las expresiones corporales de los bailarines ayudan a comprender un poco mejor esta obra. Además, es una gozada, una oportunidad única de perderse, de olvidarse del mundo durante el tiempo que dura la puesta en escena.

General

Otros datos

La orquesta fue el Staatsoper Bourgas que fue fundada en 1955 en Bulgaria, dirigida por uno de los más prestigiosos directores de orquesta del país balcánico, Hristo Mihailov. El regidor de la ópera es el también búlgaro Kuzman Popov a cuyo cargo han estado óperas de autores tan variados como Verdi, Bizet, Mozart, Wagner, etc. Los solistas, en su mayoría búlgaros y bielorrusos son profesionales consolidados con largas carreras a sus espalda que han obtenido numerosos premios y galardones. Las sopranos son: Zvetelina Simeonova, María Tsvetkova y Ana Gemedzhieva; los tenores: Arseniy Arsov, Soyan Daskalov y Andrei Naydenov y los barítonos: Mihail Pouliev y Andrei Mozorov.

Palacio de la Opera (Interior)

Permisos concedidos por:

Promoconcert


Libro de Visitas

Rita C. Rey (Redacción) y Pablo Herrero Coira (Fotografía) ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Ananke el 24/01/10

El Ilusionista de Neil Burger Pinche en el enlace para votar

  Contiene vídeo de 152.921 segundos 0 de bitrate a 23.993 frames por segundo. Tiene una frecuencia de 44000 hertzios, profundidad de 16 bites en 2 canales para el audio. Estará bien, se lo aseguro.

El Ilusionista

Cuando una película me gusta hasta el grado de encantarme la puedo ver una, diez o mil veces sin cansarme, aprendiéndome casi de memoria los diálogos, las escenas, descubriendo nuevos detalles, nuevos matices que en otras ocasiones habían permanecido ocultos a mis ojos o que yo no había sabido ver. El Ilusionista pertenece a la categoría de películas que me encantan: la he visto muchas veces y me sigue fascinando como la primera vez. Me parece absolutamente maravillosa: la banda sonora, la fotografía, el vestuario, los personajes, los actores, la ambientación y la historia en sí misma. Me gusta porque consigue lo que yo pido en una buena película: evadirme de la realidad, sumergirme en la vida de otras personas… Quizá otros cinéfilos más exigentes encontrarán fallos en ella que yo no he visto o que ignoro de manera descarada.

Neil Burguer nos transporta a la Viena de 1900, capital del imperio austro-húngaro, la gran urbe de la cultura en las últimas décadas del siglo XIX y las primeras del extinto siglo XX, donde convivían los mejores músicos, pintores, artistas, filósofos, científicos, médicos e incluso, hospitales.

Sinopsis:

Un mago conocido con el nombre de Eisenheim, considerado el mejor ilusionista del mundo, ofrece su espectáculo a la decadente sociedad vienesa de principios del siglo XX en uno de los teatros de la ciudad. Los vieneses de diferentes clases sociales caen rendidos ante su personalidad pero, especialmente, ante su magia… nunca se han visto trucos como los de Eisenheim que parecen desobedecer las leyes de la naturaleza y de la lógica.

La fama del ilusionista llega a oídos del Príncipe Leopold, un hombre frío, cruel y calculador para el cual se convierte en su raison d'être desenmascarar a Eisenheim. Para Leopold, todo puede ser explicado por la ciencia y, en una función a la que asiste con su prometida, la duquesa Sophie Von Teschen, a la que anima a presentarse voluntaria para uno de los trucos del mago.

Einsenheim, en seguida reconoce en Sophie, la amiga, el amor de su infancia, pero la duquesa no muestra signos de conocer su identidad.

Sophie se debate entre el amor y el deber, entre recuperar la amistad y el amor de Edward, trágicamente sesgada en su adolescencia a causa de los convencionalismos sociales o someterse a los deseos del Príncipe Leopold para quien no es más que una pieza fundamental para apoderarse del trono austro-húngaro.

Y, en el centro de todo, el jefe de policía Uhl, mano derecha de Leopold pero que no puede dejar de experimentar cierta admiración, incluso se podría decir que fascinación por el ilusionista.

La trama es muy sencilla, no cuenta nada que no se haya narrado ya miles de veces tanto en la literatura como en el cine: una mujer debatiéndose entre dos hombres, uno leal y misterioso; el otro poderoso y cruel. O, si nos centramos en la figura del inspector de policía, la eterna dualidad entre el bien y el mal, entre los convencionalismos sociales y la ética personal…

Personajes:

Edward Ambramovitz (Eisenheim): Edward Norton en uno de los mejores papeles de su carrera. El Ilusionista cargado de magia y de enigmas. Afortunadamente para los espectadores, los trucos de Eisenheim superan en mucho a los de un espectáculo de feria. Un hombre absolutamente entregado a su arte y a Sophie, el gran amor de su vida.

Sophie Von Teschen: se puede decir que Jessica Biel está correcta en su papel pero que queda eclipsada por la actuación de Norton y de Giamatti (para mi, espléndidos). Sophie, una mujer de carácter fuerte, inteligente y bellísima perteneciente a la alta aristocracia no ha olvidado al gran amor de su infancia y se halla dispuesta a todo para estar con él, a pesar de tenerlo todo en contra.

Príncipe Leopold: como en el caso de Jessica Biel, Rufus Sewell queda en segundo plano ante las interpretaciones de Norton y de Giamatti. Leopold es un hombre frío, cruel y calculador, capaz de hacer cualquier cosa por conseguir sus objetivos.

Uhl: un impecable Paul Giamatti como jefe de policía, encargado de espiar a Eisenheim por el propio príncipe, es un personaje complejo, profundo, muy bien perfilado. Personalmente, no sé si me gusta más él o Eisenheim.

Los personajes, como tampoco es muy difícil deducir, son bastante planos exceptuando al inspector Uhl. No hay sorpresas, desde el primer momento, simplificando las cosas, se sabe que el Príncipe es el malo y que Eisenheim es el bueno… por eso me gusta la ambigüedad con la que juega el personaje de Paul Giamatti.

El Ilusionista

Escenas:

Me ha resultado muy difícil elegir pero he hecho una breve selección de las que más me han gustado, probablemente no coincidan con las vuestras.

La escena que abre la película, con Eisenheim sentado en una silla vestido de negro (pantalones y chaleco negro negros encontraste con la camisa blanca) en medio de un escenario tenuemente iluminado por un círculo de antorchas mientras el público asistente al teatro aguarda expectante. Me gusta porque consigue dejar al espectador con la misma sensación que tiene el público y porque la película no empieza de forma lineal.

La escena del mago sentado bajo el árbol en los campos vieneses: corta pero intensa, cargada de misterio, de incógnitas ¿Quién era ese mago? ¿Por qué eligió a Edward…?

Cuando el príncipe Leopold obliga a Sophie a presentarse como voluntaria para el nuevo truco de Eisenheim y el mago la reconoce a ella sin decir nada… en el escenario sólo hay un espejo de cuerpo entero en el que se refleja una Sophie ataviada con una capa roja con capucha. No voy a desvelar el truco por si alguien que lea esto no ha visto la película pero a mí me parece una escena perfecta, cargada de misterio y de tensión.

Por supuesto, la escena del truco del naranjo, ¡simplemente impresionante! Eisenheim supera en mucho los trucos de los charlatanes de feria. Me encanta. No me canso de mirarla.

Algunas frases

“In the name of his Imperial Majesty in the city of Vienna, I hearby arrest Edward Abramovich, also known as Eisenheim The Illusionist on charges of disturbing public order, charlotonism and threats against the empire.” (Inspector Uhl)

“Life and death. Space and time. Fate and chance. Theses are the forces of the universe. Tonight, ladies and gentlemen, I present to you a man who has unlocked these mysteries. From the furthest corners of the world where the dark arts still hold sway he returns to us to demonstrate how nature’s laws may be bent. I give you Eisenheim.” (Josef Fischer)

“I thought we might end this evening with a discussion of the soul. All of the greatest religions speak of the soul’s endurance before the end of life. So what then does it mean to die?” (Eisenheim)

“Then why did you speak to me? Why did you even bother talking…?” (Sophie)

Otros:

Uno de los puntos fuertes de la película es la banda sonora creada por Philip Glass, la música nos transporta a la Viena imperial, música clásica que consigue relajarnos o tensarnos según se va desmadejando el hilo de la trama y que refuerza la sensación de misterio. Si a día de hoy me acuerdo de la banda sonora es porque realmente me ha fascinado, algo que sucede con muy pocas películas… creo que si me preguntaran no podría decir más de veinte BSO que realmente me han impactado y eso es muy poco.

La fotografía (Dick Pope) los planos inciden en esa sensación de misterio ayudándose de una iluminación suave, a veces se muestran tonos sepias y a veces parece demasiado oscura, pero a mí me encantan los ambientes oscuros, sombríos…

El Ilusionista

Reflexión:

El Ilusionista te atrapa en una atmósfera oscura y envolvente desde el primer minuto gracias a una banda sonora y a unos planos y fotografías prácticamente perfectos. Al poco de empezar, casi sin darte cuenta, te encuentras sumergida en la Viena imperial, en una época en el que el Antiguo Régimen todavía se aferraba al poder pero en la que ya se oían los ecos del cambio social, político y económico. Cambios políticos reflejados en la película mediante el personaje del Príncipe Leopold, dispuesto a derrocar a su padre, el emperador, porque probablemente se ha anquilosado en el viejo sistema… cambios sociales reflejados en la clase alta que acude al teatro a disfrutar del espectáculo ofrecido por el misterioso Eisenheim…

Sí, el misterio…

A mí me gusta lo bastante para disculpar sus fallos (sí, los tiene y no diré que son garrafales pero sí obvios), la interpretación de Jessica Biel (como he apuntado antes nadie puede negar que es una mujer bellísima pero qué sosa y fría parece para ser una mujer que se debate entre el amor y el deber), una historia superficial que no profundiza ni en la trama ni en los personajes… pero tiene otros puntos que son sobresalientes como la fotografía, la banda sonora, la ambientación, las interpretaciones de Giamatti y de Norton, los trucos de magia de Eisenheim (Y eso que recalco, a mí no me gusta nada la magia sino es en la literatura fantástica, los trucos de los magos que sacan monedas de las orejas y conejos blancos de las chisteras siempre me han parecido burdos, poco creíbles).

¿No dicen que el cine es una fábrica de sueños? Quizá esto sea lo mejor de El Ilusionista, que es una película que consigue hacernos soñar y hacernos creer; que las ilusiones de Eisenheim pueden ser reales… para mí es suficiente, ¿Y para ti?


Libro de Visitas

Rita C. Rey. Ananke. ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Athaires el 18/02/10

Bloody Sunday -la violencia engendra violencia- Pinche en el enlace para votar


Bloody Sunday de Paul Greengrass

La Película:

De la mano del creador del “Mito de Bourne” o “United 93” entre otras películas, Paul Greengrass saca a la luz en el 2002 el film “Boody Sunday” basada en los hechos reales acontecidos el 30 de Enero de 1972 en el barrio del Bogside en el Derry de Irlanda del Norte. Ciertamente he visionado esta película unas cuatro veces, la última ha sido para escribir esta “opinión” y es que no me puedo quedar indiferente ante tal situación. Creo que ya es hora de hacer pública mi crítica personal sobre este hecho.

Todos o muchos de nosotros sabemos que es lo que ocurrió después y que no nos cuentan en la película, allí simplemente dicen que los soldados fueron condecorados por la Reina de Inglaterra y que fueron exculpados en el juicio, pero al margen de tales hechos la realidad fue otra. La quema de locales británicos en Nueva York, el ingreso de miles de jóvenes en el IRA (Ejército Republicano Irlandés que luchaban contra la invasión británica en la isla irlandesa) porque vieron que “cuando se acaban las palabras comienza la violencia” y una respuesta violenta conlleva otra respuesta más violenta a ser posible, que los partidarios “pacíficos” republicanos que frenaban la violencia y luchaban contra los unionistas para que cesasen con su hostigamiento hacia la población irlandesa que quería la independencia como la conseguida en Irlanda del Sur, dejaron de hacerlo, las manifestaciones en Milán o los atentados en la embajada británica o en el propio Berlín, es decir que si el grupo de música capitaneado por Bono U2 tiene una canción llamada Sunday Bloody Sunday que forma parte de la banda sonora de esta película, sale en los créditos del final, ya era hora de que alguien nos hiciese ver en la caja tonta lo que sucedió aquel día.

Si el gobierno británico no hubiese sacado a paseo sus perros de presa ese 30 de Enero, si la primera división de paracaidistas (la élite del ejército inglés) cumpliesen con las órdenes de los altos mandos capitaneado por Ford (interpretado por Tim Piggott Smith) y Patrick MacLellan (interpretado por Nicholas Farrell) y no se encubriesen los unos a los otros como “cerdos”, probablemente todo esto podría haberse resuelto de otra forma que no ocasionase tantos muertos, tanta violencia… en fin pongamos citas de la película que nos muestran la cruda realidad.

Citas:

El jefe de la policía Gerard MCsorley recomienda al mando militar la no actuación de los paracaidistas…

Su respuesta fue, no pasa nada, tenemos que prohibir esta manifestación pacífica a favor de los derechos civiles con agua y si es preciso bolas de goma, tenemos que frenar a los violentos de forma contundente (los violentos son jóvenes tirando piedras y llamándolos hijos de puta).

La cruda realidad es que los paracas cargados de adrenalina se apostaron en el muro y en cuanto vieron a la gente, dispararon a matar con balas reales.

Les dieron un cargador con balas reales por si el IRA hacía acto de presencia.

La cruda realidad es que sólo había un coche con cuatro personas del IRA y un rifle de cartuchos que fue frenado por Ivan Cooper (interpretado por James Nesbitt), miembro del parlamento que dirigía la manifestación, mientras que los paracas llevaban fusiles de asalto con dos o tres cargadores.

El mando militar nunca dio órdenes de disparar.

La cruda realidad es que se inventaron la presencia de francotiradores, de gente armada, de cocteles molotov que nunca existieron como excusa para matar y vengarse de las bajas de los militares y los altercados sufridos.

Dijeron que había 42 militares muertos en anteriores altercados.

La cruda realidad fue 82 altercados y 2 policías muertos.

Dijeron que respetarían a la población civil.

La cruda realidad nos muestra a los paracas disparando a los auxiliares con cintas blancas en el hombro y pañuelos intentando sacar a los heridos de su zona de tiro.

Seguimos…

El resultado del despliegue de 3000 militares en la zona obtuvo la respuesta de 13 muertos y 14 heridos aunque la lista real es de 14 muertos cuando lo único que tenían que hacer era detener a una lista de personas que habían distribuido previamente, se me olvidaba, las bajas militares fueron 0. Un aplauso para esos paracas orgullosos de haber vaciado 22 balas contra cientos de manifestantes desarmados en una protesta pacífica a favor de los “derechos civiles” que dio lugar a la peor pesadilla del gobierno británico, espero que luzca mucho las medallas esos hombres condecorados por la Dama de Hierro y que se den cuenta que al día de hoy no han resuelto el problema…

…38 años después…

Espero que disfrutasen de los atentados con bombas de Belfast y sobre todo un aplauso a los periodistas que encubrieron a un “presunto” activista, Gerry, desarmado y asesinado en un control de carretera al cual le agregan unos paquetes bomba que fueron añadidos gratuitamente, regalo del ejército británico, creo que su pareja aún sigue esperando a que regrese.

Escena

NICRA (Asociación por los derechos civiles de Irlanda del Norte) organiza una manifestación pacífica por las calles del Bogside hasta el ayuntamiento, pero para evitar a los soldados que cercaron la zona del Derry, se aglutinan en ese espacio católico donde el gobierno no podía prohibir ninguna manifestación ni actuar con violencia, era su espacio libre. Se ve a James Nesbitt repartiendo panfletos por las calles para que acudan a la manifestación, controla a los jóvenes para que no tiren piedras y monten jaleos, contrala a la gente del IRA… en fin, un hombre pacífico, involucrado en la causa y que siente no poder dedicarle más tiempo a su amor que era católica y que su padre fue asesinado por unionistas que resultaron ser los padres de él, su nombre es Frances (interpretada por Kathy Kiera Clarke).

A partir de este momento es un poco lo que os he contado. Se deslizan cuatro planos de acción simultáneos (los militares, los manifestantes, los mandos y los rebeldes), planos picados y en movimiento algo habitual en las películas bélicas que le da realidad total y absoluta a la misma, es lo que se llama “cámara al hombro” y que se puso muy de moda a principios del siglo XXI. Hay quien dice que este director logra en esta película que los llamados recursos "feos", es decir el re encuadre, el teleobjetivo o el zoom tengan un valor expresivo, a mi modo de ver las cosas yo lo veo más desde el punto de vista de un fotógrafo de guerra tipo Robert Kapa pero con una tecnología digital a color que le falta un poco de efectos especiales para que sea apoteósica, un poco de retoque informático, aunque le quitaría realidad expresiva ya que es una película con formato documental. Ojo con este dato porque si no te lo dicen no serías capaz de percibirlo, en pocas palabras, no se distingue.

La película dura poco más de 105 minutos y está producida por Alta Clasic y Granada Films.

The End… fíjense en la escena del hospital, la parte más dramática de todas… y cuando dan el listado a la prensa, la parte más sincera.


Libro de Visitas

Pablo Herrero Coira ©

Creative Commons License



Publicidad
Escrito por Athaires el 14/03/10

School Of Rock Pinche en el enlace para votar


“El Rock no sabe de premios”

School Of Rock de Richard Linklater

Dewey Finn del fracaso al éxito

En los anales de la historia del Rock o del Heavy Metal pensamos en bandas de borrachos, delincuentes, satánicos… pero la realidad es otra, no todos son así ni todos caminan por la misma senda. Este film es quizás la mejor representación de esa historia llevada a la pantalla, dejando al margen las “etiquetas” que nos muestran a esta gente como una panda de degenerados e influenciados en muchas ocasiones por su manager o la propia productora (puro marketing), es posible llegar a pasar del fracaso al éxito siguiendo el camino celestial de esta música. El rock es un arte, una forma de vivir, una forma de expresarse y una forma de ser, resumiendo, tiene que estar dentro de tu corazón, expresar sentimientos, ponerte los pelos de punta, despertar pasión…

Así empieza un poco la película, el californiano Jack Black, nuestro prota que interpreta a Dewey es un guitarrista al que le gusta hacer unos solos increíbles, en realidad es bueno y los vive, pero que no le cae bien al cantante precisamente por esto, porque le saca protagonismo y el mediocre es el propio cantante. A sus treinta años Dewey forma parte de una banda poco popular y que no triunfa, fundada por él mismo y que quiere llegar a la batalla de las bandas y ganarla, más que nada por dar el salto a la fama y con el dinero poder pagar las deudas a su compañero de piso y su “repugnante” chica. Ella se cree que es la reina porque trabaja para el alcalde y no para de darle “caña” a su novio y amigo de Dewey que es un poco papón, ya veréis lo que pasa al final. Como no triunfan lo expulsan por un posturitas que no vive la música pero da buena imagen comercial, además es tonto.

Antes de seguir tengo que mencionar la trayectoria musical que se recorre en esta película. Es quizás una de la parte más importante junto a lo que sería la depredación de la mediocridad a una forma más estable y feliz de vivir, pero me centro en el primer punto. La lista la forman los grandes como “Led Zeppelin” de los cuales se menciona a Robert Plan y Jimmy Page, Motorhëad, Black Sabbath que le enseña al guitarrista Zack Mooneyham (el niño del padre que no quería que tocase la eléctrica y del cual al final se encuentra orgulloso) los primeros acordes de su mítico “Iron Man” la de Deep Purple con “Smoke On The Water” y el más importante de todos AC/DC “Autopista hacia el infierno” y uno de los grupos más repetidos a lo largo del film, The Doors que es la que prueba con el teclista Lawrence (otro orgullo de un padre y eso que él creía que no es “way” y si lo era), The Who, Los Ramones que pegan mucho con el batería Freddy Jones (el niño rebelde que tira hacia el punk y que el propio Dewey lo reeduca), Aretha Franklin que es la de Tomika (La chica con la voz impresionante que le dieron otro puesto y por vergüenza no protesta, aunque luego se lo dice y descubre la mejor voz que jamás ha visto; A ella también la ayuda mucho), Metallica, Jimmy Hendrix y otros…

Escena

A partir de este momento necesita buscar dinero de cualquier forma.

¿Cómo?

Un día se le presenta la oportunidad y llaman a Ned Schneebly (el amigo y compañero de piso que actualmente es profesor y tocó con Dewey) interpretado por otro californiano Mike White (que es el escritor de la película) para hacer una sustitución en un colegio de prestigio. La mentira que le dará paso al éxito, (600 dólares a la semana) la oportunidad de oro.

Antes de seguir narrando un poco la película, dado que hay lectores que prefieren verla antes de seguir leyendo, me gustaría contaros esos detalles que busca alguna gente.

Salió a la luz en el 2003 pero en los cines españoles no la vio hasta el 2004. Este mes sería su sexto aniversario y que además coincide con el mes de los Oscar, en el estado opuesto al lugar donde fue rodada, Nueva York. En segundo lugar es una película amena, muy recomendable de ver dado que nos va a enseñar muchos detalles que pueden animar a esa gente que pierde el rumbo, además nos da formas diferentes de pensar y ver aquello que es lo que algunos nos pueden enseñar y aparentemente despreciamos, aunque sean con engaños y un poco de manipulación. Toda una cultura musical en apenas 104 minutos.

Más que destacar a su director Richard Linklater, prefiero hacer mención a la parte musical de la que se encarga Craig Wedren. Comenzó unos años antes con “La calle de las tentaciones” pero se lució en el 2007 con “Los diez mandamientos”, la película que protagonizó Wynona Ryder y Jessica Alba. Ha compuesto mucho rock clásico para películas y estuvo nominado a un “Golden Satellite Award”.

Escena

A partir de este momento se hace pasar por Ned, cambia la vestimenta con su mítica bufanda, va con su furgoneta toda destartalada y conoce a la directora del colegio Horace Green llamada Rosalie Mullins (interpretada por la estadunidense Joan Cusack cuya última película ha sido “Toy Story 2”). Una reprimida profesora que quiere que salga todo perfecto e intenta ser lo más estricta posible, aunque en realidad ella lo que necesita es liberarse de su tarea y ya os contaré como lo consigue Dewey.

El primer día de clase da la imagen de borracho, vago y mal profesor, en realidad se nota mucho que no lo es porque inventa cosas que no son pero los engaña a todos, no sabía ni escribir su nombre en el encerado. Los alumnos callan la boca dado que no les manda tareas, ni deberes… incluso les suprime los castigos que le imponía la directora, todas las normas de competencia… lo más importante es cuando tienen clase de música y descubre el talento de los alumnos.

A partir de este momento descubre su talento como profesor, pero no para lo que lo habían contratado, más bien para ir a la “Batalla de Bandas” y enseñarles la música del Rock y del Heavy Metal. Les comenta que van hacer un trabajo y que había que mantenerlo en secreto, para que los demás profesores no se enterasen de ello. Los utiliza, si pero… consigue darles el talento que cada uno tenía con el puesto adecuado: los pipas, los de seguridad, los diseñadores, los músicos, la manager, las fans… y alguno que no estaba de acuerdo los reasigna y de esa manera consigue motivarlos y hacer lo que realmente les gusta. Él los cambia un poco y ellos a él, siempre para mejor. Un equipo perfecto.

Escena

Bueno, hasta aquí hemos llegado ya que empieza la parte más divertida. Se que os tenía que contar unas cosillas que me he dejado en el tintero pero… pasen, vean y disfruten del espectáculo. Presten atención al final que es lo mejor de todo.


Libro de Visitas

Pablo Herrero Coira ©

Creative Commons License


Esta web ha sido creada por www.ratondebiblioteca.es 2007-2017 ©
Contacto ¦ Legalidad